La necesidad de asesoramiento legal en mi empresa

No solo tenemos que acudir a un abogado/da cuando se tengan problemas sino que un buen asesoramiento legal a tiempo puede ahorrar muchos conflictos y dinero.

En la actividad diaria de cualquier empresa se realizan multitud de gestiones que tienen transcendencia jurídica y no tener asesoramiento legal puede provocar gran umero de problemas. Esto se puede evitar contando con asesoramiento jurídico continuado que nos permite contar con el consejo y la información legal en las materias que afecten a la actividad de la nuestra empresa de una forma eficiente y eficaz.

Vemos solo algunos ejemplos:

  • La redacción de un documento o un contrato realizado por el abogado/da garantiza que se adapta a la normativa vigente y prevee todas las consecuencias de un incumplimiento, facilitando asi cualquier reclamación posterior.
  • La consulta a un abogado/da sobre la necesidad de interponer un recurso contra cualquier notificación recibida puede hacer valer nuestros derechos y evitar que prescriban los términos.
  • La forma en que se redacta un contrato de trabajo, una carta de sanción o despido, resulta de vital importancia para el éxito de la decisión empresarial en un proceso posterior.
  • Gestionar de forma eficiente la contabilidad y tener una planificación de liquidación de impuestos aumenta la competitividad y son factores que repercuten de forma directa en los beneficios.
  • El asesoramiento legal nos puede a frenar la morosidad de nuestra empresa. Entregar un presupuesto, documentar la entrega de un producto con un albarán, hacer un contrato de servicios, determinar responsabilidades en los términos de entrega o de cualidad, pueden evitar el impago pero si finalmente se produce, se tendrá a punto toda la documentación necesaria para que la reclamación sea más rápida y permite recuperar lo que nos deben.
  • Para no tener problemas sobre el uso de los datos de los clientes el mejor es que un experto aclare cualquier duda sobre el uso de datos personales de clientes y trabajadores.

El asesoramiento legal ahorra tiempo, blinda el negocio frente a problemas, ahorra gastos a la empresaria, y pone a su disposición las herramientas jurídicas necesarias para ayudarla a conseguir sus objetivos.

Por lo que respecta a los costes que puede suponer este asesoramiento, hay diferentes sistemas de fijación de precios, a través de un presupuesto para cada gestión concreta que se haga o bien establecer un coste fijo mensual en función de las necesidades de la empresa, lo que se llama una iguala.

Sea como sea, es un coste que la empresa no tendría que escatimar ya que aporta valor, garantice que las cosas se hacen bien hechas y evita muchos riesgos.

Si queréis conocer más como un buen asesoramiento puede ayudar a vuestra empresa no dudéis en contactar con Montserrat Clapés Ruscalleda, directora La Contra Advocats

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *